17 de enero de 2012

Tengo hambre... ¡me comería un caballo!

 
Hoy de comer pasta: que echo ¿un puñado, dos...? Lo reconozco no se calcular con la pasta, o me quedo corta (pocas veces) o hago pasta para una semana... Pues mira por donde ya tengo la solución: 





Diseñado por Stefán Pétur Sólveigarson; mide la porción de un adulto, la de niño y la del caballo... equivale a 4.

Lo venden aquí.


6 comentarios:

Teresa dijo...

genial! me ha encantado, que original!

besos

http://www.delunaresynaranjas.com

Gogoché dijo...

Casi 16$, está chulo pero por no arriesgarme en la aduana...paso, paso.

Muy chula, por cierto.

Besitos

gogoche.blogspot.com

Maru dijo...

Es genial, lo quiero para mi casa!
beso

Mario de la Renta dijo...

Jajaja, bueno yo había visto el invento en su formato más tradicional... es decir en circulitos donde el diámetro de cada uno más o menos te indica el número de comensales... pero es que éste es mucho más gracioso!!!!


Un saludo,
Mario de la Renta
http://mariodelarenta.blogspot.com

Muebleando otra vez dijo...

Hola , gracias por visitarme , así te he conocido , donde estas también en Pamplona? Bueno te sigo y así estamos al día , bss Cristina Huarte

Itzi dijo...

jajajajaja que gracioso, me encanta

Itzi.decoritzion

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs